Aprende todo lo necesario para Satisfacer a una Mujer

10 Reglas para el Sexo Anal – Parte 1 de 2

Debido al gran interés que hemos recibido sobre el sexo anal y la gran desinformación que existe en internet, complementamos nuestra serie de artículos: Sexo Anal Todo lo que quisiste saber sobre esto Parte 1Parte 2 y Parte 3 con estas 10 reglas.

1.- Hay más de una forma de practicar el sexo anal

Existen diferentes formas de practicar sexo anal, las más común es estimular con un dedo la apertura del ano durante el sexo oral.

Algunas personas les gusta la sensación de un dedo, otros el meter un dildo o vibrador más allá de la apertura, sin embargo, la exploración anal no debe de verse de forma pervertida ni mucho menos, es tan sólo otra forma de disfrutar y conocer el cuerpo de tu pareja y los placeres que este puede provocar.

2.- La estimulación anal, incluyendo la penetración, no es dolorosa si se hace correctamente.

Se tiene la falsa creencia que la estimulación anal, sobretodo la penetración, tiene que doler, sin embargo esto es totalmente falso. El dolor es un indicador de que algo está hecho mal o hay algo mal en nuestro cuerpo, por lo que si se hace de forma incorrecta la relación anal causará dolor. El ano tiene una concentración enorme de terminales nerviosas por lo que puede causar extremo dolor o placer, dependiendo de si se hace correcta o incorrectamente.

Cuando algo se introduce en el ano, este se contraerá involuntariamente, para lograr la penetración hay que esperar a que estos músculos se relajen y no forzar nada antes de tiempo, de hacer esto sólo se llevará al dolor.

El máximo placer anal se alcanza cuando se logra eliminar todo dolor o trauma físico relacionado con la experiencia anal. Estar listo para una relación de estimulación anual es la mezcla entre relajación y excitación

3.- El sexo anal se puede disfrutar inclusive si ha sido consistentemente molesto o indeseado en el pasado.

La falta de deseo en la experiencia anal no siempre está relacionado con una mala experiencia previa, a veces es sólo miedo a lo desconocido.

De igual forma si la persona ha tenido encuentros previos desagradables, no es justificación para no intentar el placer anal.

Debes de conocer a tu pareja y debe de existir comunicación, deseo y suficiente excitación por parte de los dos para intentarlo.

Recuerda que tu pareja debe de estar lo suficientemente estimulada para poder lograr la penetración, las primeras veces quizás sólo será un masaje externo sin la intención de penetrar.

El mejor lugar para explorar el ano es durante un baño o ducha, de igual forma tu pareja debe de practicar con tensar y destensar los músculos del ano para aprender a relajarlos.

4.- Hay 2 músculos en forma de anillos llamadas esfínteres que están alrededor de la apertura del ano, cada uno funciona independientemente.

Si insertas tu dedo unos 2 centímetros en el ano y presionas a un lado podrás sentir claramente estos dos músculos. El esfínter externo es controlado por el sistema nervioso central, al igual que tu mano o dedos, este se puede tensar o relajar cuando tú quieras.

Pero el interno es diferente, este músculo es controlado por el sistema involuntario o automático, el cual esta gobierna funciones como los latidos del corazón o la respuesta al estrés.

El esfínter interno responde al miedo y la ansiedad durante l sexo anal, este se cerrará automáticamente inclusive si la persona intenta relajarse. Es por esta razón la importancia de la seguridad y relajación.

Si quieres penetrar a tu pareja, ella debe de conocer y sentirse a gusto con la penetración, invítala a que practique sola durante su ducha o baño insertando un dedo para que empiece a sentir y que su cuerpo se acostumbre a la sensación. Con el tiempo, llegará el punto en donde será capaz de controlar las 2 esfínteres a voluntad.

5.- La estimulación anual provee muchas formas de placer.

La mayor concentración de terminales nerviosas es justamente en la entrada, un dedo puede enfocarse en esta área específicamente. Cuando se introduce un objeto o el pene, otras sensaciones de placer se involucran, cabe destacar que la parte exterior responde al tacto mientras que la parte interna a la presión.

La sensación de presión,  de saciedad o abundancia en esa zona, es agradable para muchas personas.

Es importante resaltar que el placer anal puede ser psicológico y físico; por un lado las terminales nerviosas son las causantes de placer, mientras que por otra parte la idea o pensamiento de estar haciendo algo prohibido, pervertido o sucio será lo que excite a tu pareja. Compartir este tipo de sensaciones con tu pareja es lo que convierten al sexo anal en una forma de intimidad con tu pareja que jamás imaginarías de otra forma.

Hasta aquí con la primera parte de estas 10 reglas para el sexo anal, esperamos te hayan gustado.

 

Si te gusto este artículo únete a las más de 2,500 personas que reciben nuestras actualizaciones en su email.

Escribe tu email:

IMPORTANTE: Una vez ingreses tu email, te enviaremos un correo de confirmación que es necesario que aceptes para poder enviarte las actualizaciones.

Comment (1)

  1. Ricky
    agosto 8, 2012 a 11:42 am ·

    Que otras posiciones aparte de la perrito puedo usar para el sexo anal y no le duela?

Regresar arriba