Aprende todo lo necesario para Satisfacer a una Mujer

Como mantener viva la relación con una vida profesional ocupada

Uno de los grandes problemas de las personas hoy en día es la falta de tiempo. Con trabajos cada vez más demandantes y profesiones que requieren sacrificios personales ¿Cómo mantienes viva tu relación?

Muchas personas encuentran complicado llegar de trabajar a altas horas de la noche, meterse en la cama y aun así “cumplir”. Tanto hombres como mujeres después de una jornada laboral agotante lo último que piensan en esos momentos es en sexo.

Pero no tiene por qué así, no dejes que esto se convierta en el fin de tu relación, aquí te diré como.

Antes que todo es necesario que entiendas que si realmente quieres sacar adelante tu relación es tu responsabilidad hacerlo, sobre todo si tú eres el problema. Es cierto que se necesitan de dos para jugar este juego, pero no por eso tienes que dejar que se muera sin siquiera haber luchado.

Si ya tomaste consciencia de esta situación, entonces ¿Qué hacer?

Lo primero es cambiar la mentalidad. Es cierto que el apetito sexual se puede ver en gran medida afectado por factores como el cansancio y estrés, pero ten en cuenta también que el sexo funciona para ayudarte a resolver estos problemas.

Está comprobado que el tener sexo y orgasmos ayudan a tu organismo a reducir los niveles de estrés y aumentar la serotonina y dopamina, ambas hormonas son responsables de controlar la angustia, ansiedad y estrés. La dopamina es conocida como la hormona del placer; entonces, entre más sexo hará que liberes un coctel hormonal en tu cuerpo que éste lo agradecerá. ¿Quieres liberar tu cuerpo del estrés? Ten más sexo.

Bueno ahora sí, aquí algunas opciones para mantener la relación viva con una vida ocupada.

Lo primero que debes de hacer es romper la rutina. Entiendo que tu vida profesional te absorba por qué quieres crecer y ser exitoso, pero recuerda que el éxito también se comparte y si no le das un poco de tiempo a esa persona especial, entonces no tendrás con quien compartirlo.

Así que durante el día haz diferentes acciones para que tú y tu pareja rompan la rutina. No tiene que ser nada sexual, aún, pero si cosas que le recuerden que estás pensando en ella. Una nota en el espejo del baño, hacerle el desayuno, darle un masaje al llegar a casa, etc.

Ya durante el día es momento quizás de ponerte un poco más sugerente al respecto. Puedes enviarle una foto desde el baño de la oficina diciendo “Estoy pensando en ti”, ya sabrás que tipo de foto me refiero, o una que diga “te toca a ti”. Intenta enviarle mensajitos describiéndole como se lo harías en cada espacio de tu oficina. Llama a su extensión y susúrrale cosas sucias, tan sólo asegúrate de no estar en el altavoz. Envía un mensaje saliendo de tu oficina y dile, llego en 15 minutos, espero que ya estés desnuda para cuando llegue.

Como vez todo este tipo de acciones harán que el trabajo durante el día sea más llevadero y además logres mantener la pasión viva.

Una vez que estás en casa es momento de hacer realidad todo lo que le prometiste durante el día.

Antes de pasar a la habitación, es necesario que le cambies la mentalidad de tu pareja. Quizás cuando llegues a casa ella aún esté pensando en lo que hizo durante el día y lo que tiene que hacer mañana. Debes de ayudarla a dejar esos pensamientos.

Una mujer es mental, difícilmente pasará de nada a súper excitada con sólo que llegues a besarla. Tendrás que hacer un esfuerzo extra.

Cuando llegues a casa invítala a que tome una ducha o baño caliente. Prepárale una cena ligera. Dale un masaje en la espalada o los pies. Vean un programa de comedia. Cualquiera de los anteriores hará que su cerebro se relaje y ya tengas oportunidad de hacer de las tuyas.

Ya pasando a la habitación, quizás tu pareja se haya relajada demasiado o esté muy cansada de tan sólo el hecho de pensar que tendrán sexo. No te preocupes, toma las cosas con calma. Dile, que se relaje que esta noche tú la complacerás a ella y empieza por darle un sexo oral inolvidable o mastúrbala, luego deja que se duerma. Hazle entender que lo haces para ella, no para ti.

Después de un tiempo las cosas naturalmente irán subiendo de tono y podrán retomar su vida sexual natural, donde ambos reciban gratificación.

Es cierto que quizás el pensar tener una súper noche apasionada no es la mejor idea después de estar todo el día en la oficina, pero el sexo no siempre es apasionado, pueden hacer cosas tranquilas y llevárselo con calma, lo importante es que los dos se sientan satisfechos.

Por último es importante notar que todo lo anterior requiere un esfuerzo extra de tu parte, nadie dijo que sería fácil. Pero te aseguro que de hacerlo, la recompensa será satisfactoria.

No dejes que tu vida personal se muera por “no tener tiempo” siempre hay tiempo, a veces sólo es cuestión de querer hacer ese esfuerzo extra, pero tal y como lo dije, todo depende de “querer”.

Si te gusto este artículo únete a las más de 2,500 personas que reciben nuestras actualizaciones en su email.

Escribe tu email:

IMPORTANTE: Una vez ingreses tu email, te enviaremos un correo de confirmación que es necesario que aceptes para poder enviarte las actualizaciones.

Regresar arriba