Aprende todo lo necesario para Satisfacer a una Mujer

Ducharse Juntos

¿Cuándo fue la última vez que te duchaste con tu pareja?  No desaproveches esta oportunidad para cambiar las cosas en tu relación, aquí te mostramos como sacarle el mejor provecho.

Primero, el elemento clave para disfrutar el ducharse juntos es la sorpresa, debes de introducirte en la ducha con tu pareja cuando ella menos se lo espere.

Una vez aquí dentro las posibilidades son varias.

Al igual que en la cama es necesario ir poniendo el humor antes de cualquier cosa, por lo que besos y caricias es obligatorio.

Ya que han empezado con esto, podrían probar un poco de sexo oral.

La mayor dificultad de sexo en la ducha es el agua, que muchas veces más que ayudar va a estorbar, por lo que en cuestión del sexo oral la mejor forma de hacerlo es, tu ponerte sobre tus rodillas, tu pareja dando la espalda al agua (te ayudará a cubrirte) y una pierna de ella sobre tu hombro, de esta forma tendrás acceso más rápido a la zona.

Aquí deberás tener ciertas habilidades para sentir la reacciones de tu pareja, ya que debido al agua, no podrás abrir los ojos , ni escuchar su respiración, por lo que los movimientos de tu pareja serán tus indicaciones para saber si estas haciendo lo correcto, si quieres aprender más sobre el sexo oral, te recomendamos nuestro manual “Como dar un Gran Sexo Oral a la Mujer”

Si empiezas a sentirte frustrado por todo el agua que cae sobre ti y empiezas a beber, entonces habrá que pasar a la penetración.

Te recordamos tomar las precauciones necesarias, ya que el suelo y todo estará resbaloso por lo cual podrían tener un accidente si no toman las precauciones necesarias.

Las mejores posiciones para la ducha son las siguientes:

  1. Hombre sentado en el suelo y la mujer sentada sobre el dandole la espalda, la ducha quizás no tenga el espacio suficiente para que ella se siente frente a ti y se entrelace con sus piernas, por lo que la mejor opción es que se siente dandote la espalda.
  2. Los dos de pie y la mujer inclinada hacia la pared, el hombre detrás de ella.

Además de las precauciones en estas posiciones, también es necesario recordarte que el agua en lugar de ayudar con la lubricación, la empeora, por lo que quizás sea más difícil la penetración y puede llegar a ser doloroso para la mujer, por lo que hay que tener mucho cuidado. De igual forma, el agua tambien disminuye la estimulación por lo que quizás sea más difícil que la mujer o el hombre alcancen el orgasmo.

Quizás ducharse juntos no sea una acción de todos los días pero de vez en cuando es una gran forma de darle un poco de variedad a la relación, por lo que tenla dentro de tu repertorio para satisfacer a una mujer.

Si te gusto este artículo únete a las más de 2,500 personas que reciben nuestras actualizaciones en su email.

Escribe tu email:

IMPORTANTE: Una vez ingreses tu email, te enviaremos un correo de confirmación que es necesario que aceptes para poder enviarte las actualizaciones.

Regresar arriba