Aprende todo lo necesario para Satisfacer a una Mujer

La importancia del juego previo para el orgasmo de la mujer

Muchas personas hablan del juego previo como si fuera un trámite para obtener sexo. Inclusive la palabra previo le reduce importancia, pues hace entender que es algo antes del evento principal, cuando es todo lo contrario.

El juego previo es un evento principal por sí solo, no es un requisito antes de tener sexo.  Es tan importante que dentro del juego previo se pueden llegar a experimentar sensaciones súmamente poderosas, inclusive orgasmos, sin necesidad de penetración.

Si es tan importante, ¿por qué se le da tan poca importancia? Lamentablemente los únicos que le dan poca importancia son los hombres; por otro lado, las mujeres están completamente conscientes de lo importante que es el juego previo. Sin embargo, por la anatomía sexual del hombre, en donde un poco de estimulación es más que suficiente para funcionar, éste intenta apresurar las cosas y evitarlo.

Es necesario empezar a cambiar nuestra mentalidad como hombres; no estoy diciendo que siempre habremos de tener juego previo cada vez que queramos tener sexo (pues a veces inclusive las mujeres están necesitadas por un “rapidin”), como hombres debemos de concientizarnos de la importancia de este evento.

Recordemos que entre más placer obtenga una mujer, más placer nos dará a cambio. La única forma de que un hombre pruebe realmente lo que es el éxtasis sexual es logrando satisfacer a su mujer. Él por sí sólo, únicamente logrará una eyaculación que pudo haber obtenido de igual manera masturbándose.

El juego previo nos abre las puertas a un mundo desconocido, a un mundo de sensaciones y emociones diferentes, y no sólo es para la mujer, el hombre es capaz de involucrarse en este juego previo para gozar y experimentar cosas que antes, debido a querer precipitar la situación, no se había dado la oportunidad de probar.

Una vez que se entiende que cada parte del acto sexual tiene su importancia como evento único, los nombres de juego previo y post sexo, pierden significancia, pues todos son relevantes en el papel de satisfacer a una mujer.

No hay que establecer metas, expectativas, planes o una agenda detallada de que hacer en el juego previo. Es necesario experimentar con los impulsos y fantasías del momento, dejándose llevar por las caricias que la mente va pidiendo. Una vez que empiecen a jugar, el mismo juego irá indicando por dónde irse, no es necesario planear en la cabeza algo como: “primero caricias y besos, luego tocar con la mano senos y pubis, luego besar espalda y vientre… etc.” La misma energía del momento hará las cosas fáciles, sólo hay que estar con la cabeza en el momento. Si deseas acariciar y luego besar, para después volver a acariciar, entonces hazlo. Si tus impulsos te dicen que solo beses, entonces besa, no importa que no sea en la boca, puedes experimentar besar lugares inesperados. ¿Cuándo fue la última vez que besaste un codo. qué lamiste la palma de una mano, que jugueteaste con la lengua entre los dedos? Todas estas acciones son sumamente eróticas si las haces con el impulso del momento.

No censures tu mente ni tus impulsos, inclusive deja que tu pareja participe guiándote hacia donde quiere ser besada o acariciada, y haz lo mismo tú. Sé parte de este juego previo en toda su plenitud.

En conclusión, es importante recordar que el juego previo no es un requisito, si no un evento por sí mismo, en el cual es necesario dejarse llevar por el momento y hacer lo que se vaya sintiendo. Ésto no sólo beneficiará a la mujer, si no a ti también, por lo que aprende a dejarte llevar y a experimentar todo tipo de sensaciones.

En artículos posteriores hablaremos de qué más cosas puedes incluir, utilizar y disfrutar en el juego previo.

Si te gusto este artículo únete a las más de 2,500 personas que reciben nuestras actualizaciones en su email.

Escribe tu email:

IMPORTANTE: Una vez ingreses tu email, te enviaremos un correo de confirmación que es necesario que aceptes para poder enviarte las actualizaciones.

Regresar arriba