Aprende todo lo necesario para Satisfacer a una Mujer

Lo que NO se debería hacer en la cama

El día de hoy les traemos un artículo que escribió una muy buena amiga mía sobre lo que no se debería hacer en la cama. Ella habla desde la voz de la experiencia como mujer por lo que todos los hombres que nos leen deberían de hacerle caso.

Esperamos les guste, aquí les dejo el escrito de .G

Lo que NO se debería hacer en la cama

Para nuestra buena suerte -y la de nuestras parejas- las mujeres hablamos mucho de nuestra vida en general y nuestra vida sexual en especial. Muchos hombres se sonrojarían si supiesen que la mayoría de las amigas de su pareja saben con pelos y señales (nunca mejor dicho) el tamaño y forma de sus penes.

A lo largo de años y años de conversaciones y confidencias he acumulado un sin fin de vivencias graciosas, anécdotas y hasta alguna que otra actividad denunciable. Pero todas estas historias femeninas siempre terminaban con un coral: pero que animal! Y es que así como las mujeres vemos las torpezas en la cama: una animalada!

Hay muchas cosas que no se pueden controlar, a veces es solo química, a veces un mal día, pero sin duda se puede evitar que tu pareja vaya luego lamentándose por los rincones y sobre todo, si que se pueden evitar los coitos interruptus.

No existe una lista exacta con cosas a NO hacer. En el sexo, como en todo, hace falta más sentido común del que se esperaría. Aún con eso, voy a tratar de enumerar algunos grandes NO, que aunque parezcan puntos muy obvios han llenado mis oídos de malas experiencias en los últimos años:

1. Un poco de limpieza por favor. Aunque nadie controla donde surgirá la próxima oleada de pasión, el desodorante debería ser el mejor amigo del hombre. No hay que olvidar que aún somos animales y que el olfato es una parte muy importante en el sexo. Antes de una cita, la mayoría se ducha y perfuma, pero un buen chicle, toallitas húmedas en el bolso y correr al baño a lavarse antes que nada, pueden evitar muchas historias traumáticas. Mas de una vez he estado con un chico que parecía limpio y normal, hasta que al alzar los brazos un olor sólido me ha golpeado en la cara. También he oído quejarse a muchos de mis amigos del temido `olor a pescado´. En eso de la limpieza es mejor pecar por exceso que por defecto (no hay perfume que cubra negligencia).

2. Estudia a tu clientela. Todo buen vendedor sabe que lo que funciona con una clienta no funciona con otra. Antes de lanzarte al ruedo con lo que hizo gemir a tu última acompañante de cama, estudia un poco a tu nueva compañera. Y si dudas, prueba poco a poco. Recuerdo una historia particularmente graciosa, donde una de mis amigas relataba que el hombre con el que estaba acostumbraba a llamarle puta mientras lo hacían, esto en sí no le parecía mal, hasta que él decidió innovar y empezar a llamarle putita, esto ya le pareció fatal. Y es así como funciona, has algo, espera la reacción y si funciona sigue. Y después, vuelve a estudiar la reacción de tu pareja. La mayoría de torpezas en la cama, se pueden arreglar de forma inmediata si sabes leer las reacciones de tu pareja.

3. El espacio exterior. Y el interior son aspectos muy importantes. Para un hombre es igual de placentero tener un ´rapidín´ en un baño que un mañanero el domingo. Para una mujer es mucho mas difícil concentrarse y tener varios orgasmos en situaciones incomodas. No solo es importarte buscar un sitio donde sepas que hay comodidad y no te van a interrumpir. Se trata sobre todo de dar prioridad al hecho de que tu pareja necesita de este confort. La única vez en mi vida que he decidido dejar las cosas a medias, fue cuando haciéndolo en la casa de un chico, él, por miedo a que los vecinos le oyesen, me cubrió la boca para acallar mis gemidos. En ese momento, por supuesto, todo se acabo. Y es que si el sitio no fuese importante, los dueños de moteles no serian ricos.

4. Preguntar o no preguntar ese si que es un dilema. El sexo es algo físico, si señor, pero hay mucho del lenguaje no hablado envuelto. No existe una estadística exacta, pero creo que la mayoría de los ´Te puedo besar´? Acaban con un firme, NO. Es mejor, a mi entender, tantear el terreno (siempre hay que tantear ya que el amor es ciego) y luego actuar. Es mejor que alguien te haga ´un matrix´y evite así un beso, que preguntes y te lleves un no en toda tu bonita cara. Y con el sexo igual, por supuesto no puedes aventurarte con el sexo anal sin recibir antes consentimiento, pero es mejor acercarte a territorio enemigo y ver como va la cosa que, en medio de una escena erótica, soltarle a tu pareja: Lo hacemos por atrás?.

5. La cucaracha. Un buen amigo mío, le llamaba ´hacer la cucaracha’ cuando se acostaba con una chica y ella todo lo que hacia era posarse sobre su espalda, abrir las piernas y moverlas en el aire. Si, aun en el 2013 se espera mas iniciativa masculina que femenina. Pero es labor de las dos partes echarle alegría, nada peor que aburrirse en la cama. Si tu pareja pone cara de estar repasando la lista de la compra mentalmente, todo ha acabado. El sexo es teatro, quien no lo crea que visite un sex shop, la gente hace de todo por echarle sal al asunto, pero la alegría empieza con la emoción. No solo motivas a tu pareja, sino a ti mismo si gimes un poco, si dices en voz alta lo que te gusta, si le añades algo de valor al mete saca habrás alejado de ti cualquier peligro de hacer o recibir una cucaracha que es sin duda el más asqueroso de los insectos.

Hay muchas cosas más que no se deberían hacer (aunque siempre hay público para todo) y muchas cosas más que creerán historias en los círculos femeninos. Pero solo la práctica hace al maestro, así que, a practicar!

Si te gusto este artículo únete a las más de 2,500 personas que reciben nuestras actualizaciones en su email.

Escribe tu email:

IMPORTANTE: Una vez ingreses tu email, te enviaremos un correo de confirmación que es necesario que aceptes para poder enviarte las actualizaciones.

Regresar arriba