Aprende todo lo necesario para Satisfacer a una Mujer

¿Quieres satisfacer a una mujer? Tómate tiempo para las caricias

Algo tan simple como una caricia puede hacer que las emociones y sensaciones de una mujer cambien inmediatamente.

El efecto de una caricia sobre una mujer es tan profundo e importante que muchas veces como hombres la pasamos desapercibido.

Las caricias tienen un significado que se remontan a la nuestros primeros años de vida, la caricia es ese contacto que nos hace recordar que estamos vivos y que sentimos, una caricia no sólo es un contacto humano es una señal de vida y de aprecio por otra persona.

Tanto la persona que da como la que recibe la caricia, se ven beneficiados de algo tan simple.

La caricia siempre ha estado asociada con afecto y deseo, por lo que una caricia logra liberar en las personas ciertas hormonas que hace que entren en un estado de tranquilidad y felicidad, lo cual es el inicio perfecto para una relación sexual.

No veas las caricias como una necesidad de cariño de tu pareja, al contrario, considéralo como una herramienta más a tu favor para poder satisfacerla.

Tomate el tiempo con las caricias, empieza de forma tranquila, no apresures nada y deja que fluya conforme la situación.

Conforme el tiempo va a pasando, los ánimos y la situación hará que las caricias pasen de algo tierno y emocional a una situación más sexual.

¿Quieres iniciar un fuego? tienes que llenarlo de combustible antes para después con una pequeña chispa hacerlo arder, y este combustible son las caricias.

Como hombre aprende a tener paciencia y a no actuar impetuosamente, aunque tú ya te encuentres completamente excitado, deja que tu mujer llegue a el mismo punto, necesitas llevará hasta ahí y esto es fácil de lograr con las caricias.

 

Si te gusto este artículo únete a las más de 2,500 personas que reciben nuestras actualizaciones en su email.

Escribe tu email:

IMPORTANTE: Una vez ingreses tu email, te enviaremos un correo de confirmación que es necesario que aceptes para poder enviarte las actualizaciones.

Regresar arriba