Aprende todo lo necesario para Satisfacer a una Mujer

Como satisfacer a una mujer en la cama: Atándola

La semana pasada hablamos de como satisfacer a una mujer dominándola, ahora continuaremos el tema pero hablando un poco sobre las ataduras ligeras.

Dentro de la fantasía de ser el hombre dominante que toda mujer tiene, se encuentra una más especifica y que es de gran interés para muchas mujeres hoy en día, sobretodo después de haber leído el tan aclamado libro “50 sombras de Gray”: las ataduras.

El juego de ataduras puede ser tan sencillo o complejo como uno lo desee, en esta ocasión hablaremos tan sólo de la parte sencilla y lo excitante que puede llegar a ser sin caer en el fetiche denominado “Bondage”.

Este fetiche tiene una larga historia, inclusive es visto como una forma de arte y tradición samurai en Japón desde hace siglos, pero si quieren saber más al respecto lean este artículo de wikipedia: Shibari

Con lo que a nuestro artículo se refiere, el juego de ataduras permite crear un juego erótico con la pareja para explorar sensaciones que de otro modo no serían posibles.

La mujer al encontrarse atada, tiene limitados sus movimientos corporales por lo que una vez que como hombre empieces a excitarla en combinación con esta limitación logrará que su placer aumente considerablemente.

La verdadera excitación de la mujer proviene de la perdida de control, aunque se encuentre en un ambiente controlado, el saber que ella ya no tiene el mando de lo que esta sucediendo, siquiera de sus movimientos, lo vuelve en algo sumamente excitante. Este tipo de situaciones en general son muy atractivas para mujeres que tienden a tenerlo todo controlado.

Ahora bien, como hombre esto representa un reto para ti, ya que poder tener sexo con una mujer que se encuentra atada no es tarea sencilla, debes de poner todo tu ingenio ya sea que desees penetrarla o usar la boca para satisfacerla, pero una atadura de pies o piernas te aseguro que limitará el acceso al clítoris y la vagina por lo que debes de saber que otras partes estimular.

Si no tienes idea con que otras partes erógenas cuenta una mujer, lee nuestro artículo 6 Zonas Erógenas de una Mujer que no conocías y con esto te permitirá satisfacerla sin necesidad de penetrarla.

Entonces, si tu y tu pareja están dispuestos a probar  este juego aquí te traemos unos consejos para hacer de este luego toda una experiencia placentera.

  • Seguridad ante todo. Antes de si quiera pensar en jugar debes de tener en consideración que se trata de un juego y sólo eso, por tal razón debe ser practicado en consenso con tu pareja, por ningún motivo intentes sorprenderla con un “juego nuevo” que acabas de descubrir, todo debe ser previamente hablado y acordado por ambas partes, de no hacerlo, podría no sólo asustar si no también lastimar a tu pareja.
  • Prevención ante riesgos. Este juego tiende a ser sumamente seguro si es jugado de manera adecuada, pero aún así conlleva riesgos que se deben mitigar, por esta razón siempre ten a la mano unas tijeras las cuales permitan en cualquier momento cortar las ataduras si notas que algo empieza a salirse de control.
  • Material de las ataduras. Siempre usa materiales de algodón y gruesos, de preferencia cuerdas de algodón de alto calibre, en su defecto las vendas o corbatas son una buena opción.
  • Tipo de nudos. Haz nudos resistentes, pues es parte del juego, pero lo suficientemente sueltos como para que circule la sangre y no dañe la piel, pregúntale a tu pareja en todo momento si el nudo esta bien o esta muy apretado, a la menor señal de malestar retira las ataduras inmediatamente.
  • Partes del cuerpo para atar. Para iniciarse este juego basta con unas ataduras sencillas de pies y manos, el inmovilizar los pies y las manos será mas que suficiente para iniciarse. Posteriormente puedes atar las manos por la espalda, una vez que estén atadas por la espada puedes atarlas en conjunto con los pies. Te recordamos que entre más “complicada” sea la atadura más difícil será para ti poder excitar, penetrar o lamer a tu pareja.
  • Nunca ates el cuello, No importa que tu pareja lo pida, no importa que se crean responsables y capaz de controlarlo, jamás, por ningún motivo ates el cuello de tu pareja, enfócate únicamente a manos, pies, piernas y brazos.
  • Liberación inmediata. Nadie mejor que tu pareja que se encuentra atada, para decirte cuando parar, si en cualquier momento durante el juego tu pareja te pide que la liberes, hazlo inmediatamente, te recordamos que este se trata de un juego para satisfacerla y no para asustarla.

Bueno, creo que hemos cubierto los puntos más importantes para iniciarse en este juego de ataduras, recuerda que todo juego no importa que tan simple se vea tiene que ser jugado con responsabilidad, los accidentes suceden en un segundo y duran para toda la vida. Ten una vida sexual abierta y dispuesto a probar cosas nuevas, dentro de tus limites y los de tu pareja.

Por último, te recordamos que el ser un hombre dominante es la fantasía de cualquier mujer pues el saber que no tiene control sobre ti y aún así tu la deseas, es lo que te convierte en una persona sumamente atractiva ante sus ojos.

Esperamos te haya gustado el artículo y esperamos tus comentarios al respecto, nos gustaría saber que otros juegos de dominación has practicado.

Si te gusto este artículo únete a las más de 2,500 personas que reciben nuestras actualizaciones en su email.

Escribe tu email:

IMPORTANTE: Una vez ingreses tu email, te enviaremos un correo de confirmación que es necesario que aceptes para poder enviarte las actualizaciones.

Deja tu comentario o saludo

Regresar arriba