Aprende todo lo necesario para Satisfacer a una Mujer

Compatibilidad Sexual

Uno de los grandes temas que se hablan recientemente es el de la compatibilidad sexual, sin embargo es un tema tan subjetivo a cada persona que es casi imposible medirlo o estandarizarlo, pero trataremos de hacer lo mejor para explicarlo.

La compatibilidad sexual se define como que tanto tiene en común una persona con su pareja en cuestión sexual en diferente número de aspectos. Este puede ser una forma interesante de explorar los intereses, creencias y valores tanto tuyos como de tu pareja.

Lamentablemente hoy en día este es un tema tan amplio y vago que muchos libros y páginas web tratan de aprovecharse de la situación elaborando o diciendo “medidas arbitrarías” al tema como por ejemplo: si tu pareja quiere tener sexo 2 veces a la semana y tú 5, son incompatibles, esta y otras ideas tan tajantes y arbitrarías son inaceptables en cuestión de sexualidad.

Si realmente empiezas a preguntarte si eres compatible sexualmente con tu pareja, mejor inicia por cuestionarte ¿Por qué quieres saberlo? ¿Qué es lo que realmente te preocupa?

Cuando eres feliz con los encuentros sexuales que tienes con tu pareja muy probablemente es que sean compatibles sexualmente, cuando eres infeliz, la incompatibilidad sexual es una buena excusa de un problema que podría ser mucho profundo.

Ahora que entendemos un poco más la vaguedad del tema de la compatibilidad sexual, viene la pregunta: y tú ¿eres compatible con tu pareja?

No hay forma de saberlo a ciencia cierta, sin embargo hay ciertas cuestiones que podrían darte una vaga idea de las preferencias de cada uno y estas ideas no lo veas como tema de compatibilidad velo más bien como oportunidad de mejorar tu relación.

Quizás a tu pareja le interese tener sexo más veces que tú, compatibilidad es aceptar y respetar esto e intentar hacer el esfuerzo para complacerla.

Quizás a tu pareja le interese explorar fantasías de las cuales tú no sabías, compatibilidad es escucharla objetivamente y si estás dispuesto intentar volverlas realidad.

Quizás a tu pareja le guste el sexo salvaje o la algolagnia, compatibilidad es acceder a sus deseos dentro de tus limites de tolerancia.

Si los tres ejemplos anteriores funcionan para los dos, pero sobretodo los hace feliz, entonces eso es compatibilidad, no lo que dice un estúpido test que realizas en internet o en una revista.

Al final de todo, la compatibilidad sexual no es otra cosa que satisfacción sexual con tu pareja, y esto no es algo que no se pueda aprender, es cierto que existen personas que naturalmente serán más compatibles que otras, pero si no lo eres, puedes trabajar el tema con tu pareja.  Lo que importa es que si realmente quieren estar en una relación, existe amor, confianza y comprensión, la satisfacción sexual puede trabajarse fácilmente.

Si te gusto este artículo únete a las más de 2,500 personas que reciben nuestras actualizaciones en su email.

Escribe tu email:

IMPORTANTE: Una vez ingreses tu email, te enviaremos un correo de confirmación que es necesario que aceptes para poder enviarte las actualizaciones.

Regresar arriba