Aprende todo lo necesario para Satisfacer a una Mujer

Leyenda del Sexo Tantrico

Debido al gran interés que despertó el artículo de los Ejercicios Kegel y la relación con el sexo tantrico, el día de hoy les traigo una pequeña leyenda que escuche del maestro Jerónimo Garcia, educador del sexo tantrico, puede visitar su página en en Tao del Amor.

Obviamente como fue hace algunos años no recuerdo a la perfección la leyenda, pero la esencia de la historia permanece igual, espero le guste.

La leyenda de la viuda negra

Hace muchos siglos en un remoto monasterio de Asía, dedicado a la práctica y enseñanza del sexo tantrico existía una mujer joven y curiosa que había empezado su aprendizaje de este arte.

El sexo tantrico y todo el manejo de energía que esto conlleva, requiere mucho control, conocimiento y años de enseñanza.

Esta mujer era algo impaciente por lo cual no podía esperar, quería resultados inmediatos, quería aprender algo que pudiera poner en práctica ahora mismo.

En su inquietud empezó a vagar por el templo tratando de buscar algo que la adelantará en sus enseñanzas, un buen día se encontraba espiando las prácticas de otras mujeres mucho más avanzadas y lo que pudo observar es que estas mujeres introducían una pequeña bolita en forma de huevo dentro de la vagina, el cual tenía unido un pequeño banderín el cual indicaba la profundidad y posición.

La mujer observo la práctica como el banderín subía y bajaba dentro de la vagina de las mujeres y decidió poner sus manos en uno de ellos.

Por la noche cuando la habitación había sido desocupada, la mujer entro a escondidas para robarse uno de estos pequeños huevos hechos de jade, e inmediatamente huyo del templo ya que creía que era todo lo que necesitaba saber para volverse una experta en el arte del sexo tantrico.

La mujer empezó a practicar día y noche por su cuenta, sin la guía adecuada de un maestro, empezó a fortalecer sus músculos de manera impresionante.

Después de pasado un tiempo la mujer se fortaleció tanto que era capaz de causarle orgasmos a un hombre de manera inmediata al mover sus músculos internos.

Además de la rapidez de lograr el orgasmo del hombre, esta mujer también podía hacer que un hombre eyaculara una y otra vez, al forzarlo a tener muchas eyaculaciones seguidas el corazón no podía aguantar tanto esfuerzo y sufría un paro, matando inmediatamente al hombre.

Debido a esto, se le apodo a la mujer, La Viuda Negra.

La mujer siguió matando y matando a sus amantes a tal grado que llego a los oídos del emperador.

El emperador al considerarla una amenaza para la población decidió eliminarla. Reunió a un puñado de los mejores hombres del ejército y los envió a detenerla.

Estos hombres al encontrarse con la mujer caían en sus jugarretas, pues ella le decía, “Es cierto que vienes a matarme, pero tú eres grande y fuerte y yo tan sólo soy una débil mujer, porque no antes de matarme, como son tus ordenes, te complazco con un poco de sexo, al cabo, ¿Qué no crees capaz de aguantar mi ritmo?”

Los hombres al ver a una mujer débil y atractiva deciden probarse a sí mismos, logrando la viuda negra su objetivo, matarlos uno a uno.

Preocupado por esta situación, el emperador intenta buscar una solución inmediata, uno de sus consejeros le comenta que existe un monje entrenado en el arte del sexo tantrico que quizás podría ser la solución a sus problemas.

El emperador hace llamar inmediatamente a este monje y le comenta la situación, el monje decide ayudarlo.

Finalmente el monje se encuentra frente a la viuda negra, y esta le ofrece el mismo trato que a los demás hombres, un poco de sexo antes de morir.

Empiezan a tener relaciones y toda la batalla sucedía internamente, en donde la viuda negra movía sus músculos de la vagina tratando de hacer eyacular al monje y el monje a través de sus enseñanzas tantricas logra tener todos los orgasmos sin eyacular, primero pasaron minutos y no se veía ningún cambio, después horas y al final después de casi 2 días de estar en la misma posición, la viuda negra se da por vencida.

En este momento la viuda reconoce el gran control del monje y el monje le comenta que está bien entrenada, pero si hubiera aprendido correctamente las técnicas todo hubiera sido diferente y en ese momento, le corta la cabeza.

Fin de la historia.

Como ven no es una historia con un final muy feliz, sin embargo te permite introducirte en el mundo del sexo tantrico y en conceptos que quizás habías escuchado pero no creías posible como el tener una relación sexual sin movimiento alguno dejando toda la estimulación a tus genitales y tu tan sólo controlando tu energía o la posibilidad de un hombre de volverse multi orgasmo al poder tener un orgasmo sin necesidad de eyacular.

Si tienen interés en aprender más, en lo personal les sugiero que se acerquen con una maestro certificado del Tantra, digo certificado por qué puedes rastrear la línea de sus profesores hasta el origen mismo. En lo personal si eres de México recomiendo a Jerónimo, si no puedes entrar a su web y buscar alguno de sus cursos o libros.

Espero les haya gustado esta pequeña leyenda sobre el sexo tantrico.

Si te gusto este artículo únete a las más de 2,500 personas que reciben nuestras actualizaciones en su email.

Escribe tu email:

IMPORTANTE: Una vez ingreses tu email, te enviaremos un correo de confirmación que es necesario que aceptes para poder enviarte las actualizaciones.

Regresar arriba